Cómo obtener rentabilidades superiores al 4% con un riesgo controlado

Cómo obtener rentabilidades superiores al 4% con un riesgo controlado
5 (100%) 1 vote

 

 

La diversificación y el modelo estadístico respaldan rentabilidades superiores y el control del riesgo

En Arboribus siempre hemos hecho mucho énfasis en la necesidad de diversificar para obtener rentabilidades superiores al 4%. Al fin y al cabo, la inversión en préstamos tiene una rentabilidad máxima preestablecida, el tipo de interés al que se financia la empresa, que puede verse reducida por la morosidad. Para evitar esto, la premisa básica es diversificar al menos entre 50 empresas, obteniendo así rentabilidades consistentes y consiguiendo estar bien protegido.

Factores como el perfil de empresas financiadas, el análisis de riesgos y la amortización mensual de capital e intereses, son importantes y contribuyen a obtener buenos resultados, pero pueden resultar insuficientes para protegernos ante escenarios adversos.

A pesar de que los préstamos financiados a través de Arboribus, desde su autorización como Plataforma de Financiación Participativa, han ofrecido una rentabilidad para el inversor del 5,46% en 2016 y un 5,67% en 2017 (datos auditados trimestralmente), es posible encontrar inversores que hayan visto mermada su rentabilidad a causa de una escasa diversificación.

¿Es posible obtener mayores rentabilidades con menor diversificación? Sí, pero también incremento sustancialmente la probabilidad de perder parte del capital.

A continuación, os presentamos una prueba estadística de esta realidad, que os ayudará  a comprender que diversificar adecuadamente debería ser una prioridad para cualquier inversor.

El modelo estadístico: rentabilidad positiva incluso en escenarios muy negativos

Con las herramientas que desde la plataforma se brindan al inversor, crear una cartera de 50 o 100 préstamos es realmente sencillo si se realiza de forma sistemática, ya sea utilizando el Sistema de Inversión Automática (idealmente) o de forma manual, repartiendo la inversión entre distintas empresas de acuerdo con los criterios establecidos.

Hemos elaborado un simulador que calcula el comportamiento de 200 carteras con 50 préstamos y de otras 200 carteras con 10 préstamos.

  • Los parámetros del modelo son: el tipo de interés de los préstamos, la tasa de incumplimiento (porcentaje de empresas que impagan) y el porcentaje de capital impagado que se recupera.
  • El modelo retorna: la rentabilidad media de las carteras, el resultado para el inversor más afortunado, el resultado para el más desafortunado y el porcentaje de carteras con resultados tanto positivos como negativos.

Las conclusiones a las que llegaremos en este artículo son muy sencillas:

  • Bien diversificado, más de 50 empresas, donde perder dinero es extremadamente difícil. Sólo en escenarios con tasas de impago muy elevadas, por encima del 15%, las pérdidas serían muy reducidas, inferiores al 1%.
  • Mal diversificado, donde perder dinero puede ser muy probable. A medida que disminuye el número de empresas donde se invierte, el efecto de un impago desploma la rentabilidad y la probabilidad de entrar en pérdidas se dispara.

Veamos los resultados comparando carteras de 50 préstamos Vs. carteras de 10 préstamos, todas con un tipo de interés promedio del 6,5%, plazo 24 meses y tasa de impago del 10%:

rentabilidades superioresrentabilidades superiores

Como se observa en el primer gráfico, ninguna cartera de 50 préstamos está en negativo. De hecho, cerca del 80% ha ganado más de un 3,5%.

Por el contrario, las carteras de 10 préstamos juegan a cara o cruz: si no tienen ningún préstamo en mora, ganan el 6,5% (máximo posible); si tienen algún préstamo en mora, su rentabilidad cae en picado y muchos entran en pérdidas. En este escenario, los inversores podrían llegar a perder un 10% de capital, cuando estando bien diversificado, sería imposible perder dinero.

Aun así, viendo estos resultados, habrá inversores que piensen que vale la pena arriesgarse. Pues bien, veamos qué sucede en un escenario mucho más adverso. Supongamos un 20% de tasa de impago, una tasa realmente muy alta vivida en España en los años 2009-2010 (que incorporaba microempresas no financiables a través de Arboribus). Comparemos los resultados:

rentabilidades superioresrentabilidades superiores

Los inversores con 10 préstamos han llegado a perder hasta un 25% del capital. Una barbaridad para una inversión en la que el objetivo es obtener un 4% anual. Sin embargo, estando bien diversificado, más de 75% de los inversores siguen obteniendo rentabilidades positivas e incluso, en un escenario tan adverso, ningún inversor pierde más del 5%.

Si quieres conocer cómo debes invertir te recomendamos este artículo

Pues bien, os estaréis preguntando por qué se comporta de forma tan dispar

La respuesta es sencilla. En una cartera bien diversificada, el capital en pérdida por impago es fácilmente compensado por el interés cobrado de los préstamos al día, es decir, por los préstamos que aportan beneficios. Por el lado contrario, una cartera con pocos préstamos tiene pocas posibilidades de compensar las pérdidas derivadas de los préstamos impagados.

La única forma de no jugar a la ruleta rusa e invertir de forma segura es diversificando, para evitar que el resultado de tu cartera dependa de la suerte o la mala suerte en alguno de tus préstamos.

email

About the author  ⁄ Arboribus

No Comments

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad!