El crowdlending y la estrategia del miedo

EL CROWDLENDING Y LA ESTRATEGIA DEL MIEDO

¿El origen de la próxima crisis de liquidez?

Esta semana se ha anunciado el acuerdo de colaboración entre el Banco Santander y Funding Circle por el que, a cambio de que Santander redirija a ella sus clientes, la plataforma de crowdlending promocionará las cuentas corrientes y el servicio de gestión de activos del banco español.

Esta noticia se suma a las noticias que se han ido produciendo en los últimos meses, como la entrada de Google en el accionariado de la americana Lending Club (preparando su salida a Bolsa), la compra de una plataforma por parte de un banco Australiano, la creación de fondos de inversión especializados en este tipo de plataformas o la coinversión de fondos públicos en el Reino Unido.

Fintech imagePero lo que debía ser otra noticia destacable dentro de la consolidación del crowdlending como alternativa de financiación e inversión no bancaria ha dado lugar a algunas declaraciones, recogidas por El Confidencial, que señalan a este tipo de iniciativas como el origen más probable de la próxima crisis sistémica.

Como ya resaltaba un estudio del Instituto de Estudios Bursátiles hace unos meses, los nuevos modelos de desintermediación bancaria suponen una amenaza para las entidades financieras. Ya sean vistas como una amenaza por unos o una oportunidad para otros, es importante rebatir algunas generalizaciones contenidas en el artículo y que poco tiene que ver con las plataformas de crowdlending.

El Uber de la Banca y la ausencia de un marco regulatorio

El pasado 1 de abril de 2014 entró en vigor el marco regulatorio del sector en el Reino Unido y son muchos los países que han iniciado el proceso regulatorio con una participación activa por parte de las plataformas. Este es precisamente el caso en España, con el Anteproyecto de Ley publicado el pasado 28 de febrero y con una fuerte implicación de las plataformas para asegurar una protección adecuada al inversor minorista y garantizar la calidad del servicio a los inversores.

Con ausencia de regulación específica (que no es lo mismo que ausencia de regulación ni, como parece ser el caso de Uber, el posible incumplimiento de la legislación vigente) el crowdlending crecía rápidamente, la regulación específica ha acelerado de forma importante el proceso. Tanto es así que en estos países donde se ha regulado el sector ya están participando fondos de inversión y otros inversores profesionales. Éstos representan ya el 50% de los fondos prestados.

“No se sabe quiénes son, cuántos son ni cómo operan”

Unas de las principales características de las plataformas de crowdlending son su sencillez y una transparencia total. A diferencia de productos de inversión complejos habituales en los mercados financieros, los instrumentos de inversión ofrecidos por las plataformas de crowdlending son préstamos con condiciones, calendarios de amortización y garantías preestablecidos y con una clara comunicación del riesgo asociado a este tipo de inversiones.

Es más, las plataformas hacen públicas las características y la morosidad de todos sus préstamos, lo que permite un mayor control por parte de cualquier persona o entidad interesada y una mayor comprensión del riesgo por parte de los inversores. Y, al contrario de lo que muchos presuponen, muchas de las empresas que se financian a través de estas plataformas sí tienen financiación bancaria.

Y, a pesar de lo que se desprende de algunas declaraciones del artículo, en las plataformas de crowdlending son los inversores los que toman las decisiones y los que asumen el riesgo y resultado de sus inversiones. Las plataformas no se endeudan para prestar dinero ni asumen ningún riesgo de crédito más allá de su reputación. Son las entidades de crédito las que remuneran el dinero de sus clientes, las que deciden sobre las inversiones, las que se benefician de los resultados y, en consecuencia, deberían ser capaces de asumir las posibles pérdidas derivadas de estas inversiones. Es principalmente por este motivo que los requisitos y la regulación deben ser más estrictos para las entidades de crédito.

“La banca en la sombra puede provocar crisis sistémicas de liquidez”

Es precisamente la coinversión que permiten las plataformas entre inversores profesionales y pequeños inversores la que da una mayor estabilidad al modelo frente a los vaivenes provocados por los grandes inversores institucionales y las grandes entidades financieras.

De hecho, los préstamos a pymes están descorrelacionados con muchos de los activos financieros tradicionales. Es economía real financiada con ahorro real, microeconomía real descorrelacionada de la política financiera del Banco Central Europeo, de la evolución del IBEX-35 o de decisiones geopolíticas.

Además, las características de los préstamos, con plazos de amortización de hasta 5 años, establecen una relación mucho más directa entre el horizonte temporal del ahorro y de la financiación.

En España son muchos los retos que las plataformas de crowdlending tenemos por delante pero poco tienen que ver con algunos de los mensajes que se empiezan a difundir.

20 de Junio de 2014, Escrito por Carles Escolano, cofundador de Arboribus

email

About the author  ⁄ Carles Escolano Sitjes

No Comments

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad!