Cuatro grandes mitos acerca del crowdlending

Los grandes mitos del crowdlending

Dada la aceleración en el crecimiento del crowdlending en los últimos años, no es de extrañar que el sector esté llamando cada vez más la atención de todos. Desde Arboribus, en nuestro día a día tenemos la oportunidad de hablar con inversores, empresarios, periodistas, representantes de instituciones públicas, etc., y hemos recogido en este post las ideas malentendidas que más se repiten cuando hablamos de crowdlending.

[bctt tweet=»Los 4 grandes mitos del crowdlending que debes conocer»]

«El crowdlending no está regulado»

El sector del crowdlending y sus plataformas siempre hemos actuado bajo una extensa regulación general hasta que en abril de este año 2015 el Ministerio de Economía aprobó una regulación específica del sector con la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial. Desde la publicación de esta ley en el BOE, las plataformas tenemos autorización para operar provisionalmente durante un período transitorio de 15 meses para adaptarse a las exigencias de la nueva ley. Desde Arboribus se están cumpliendo los pasos necesarios para complir con los requerimientos de la normativa de cara a su completa aplicación a mediados de 2016.

La Ley 5/2015 recoge algunos puntos clave para las plataformas: doble supervisión del Banco de España y la CNMV, obligación de auditar las cuentas, capitales mínimos de las plataformas que garanticen cierta robustez, segregación de los fondos de los clientes respecto de los de la propia empresa, obligaciones en favor de la transparencia sobre morosidad y volúmenes financiados, etc.

Desde Arboribus, junto con otras plataformas, trabajamos con el Gobierno de cara a la mejora del texto normativo que finalmente se aprobó, intentando siempre balancear el doble objetivo de proteger a los inversores sin destruir la agilidad y comodidad del modelo de servicio on-line de máxima calidad. Más allá de la normativa oficial, Arboribus cuenta con un código de conducta que busca día a día maximizar la satisfacción del cliente.

cuatro mitos del crowdlending

«Se trata de una inversión sin protección»

Nuestros préstamos directos a pymes son inversiones, y una de las diferencias con los depósitos bancarios es que no están protegidos por el fondo de garantía de depósitos. Al igual que muchas otras inversiones, el capital está en riesgo, pero con ese riesgo viene sustancialmente mejores rendimientos. Es la combinación riesgo-rendimiento que hace que cada producto encaje en mayor o menor medida en una cartera de inversión.

El principal riesgo para los inversores de crowdlending es que los prestatarios no paguen su préstamo. Arboribus facilita la gestión de este riesgo de distintas formas:

  • En primer lugar Arboribus analiza la solvencia de las empresas que solicitan financiación, y solo las más sólidas pasan este filtro y son publicadas en la web para ser financiadas. Solo una de cada 5 solicitudes pasan nuestro filtro.
  • Arboribus es pionera en transparencia. En el apartado de estadísticas puede verse e incluso descargarse en Excel todas las operaciones que se han financiado y su estado en el pago (al día, retrasadas, fallidas). Esto es muy importante porque permite al inversor observar si efectivamente desde Arboribus se está haciendo bien del trabajo.
  • Ante cualquier impago, Arboribus se encarga de la reclamación extrajudicial y judicial sin coste para el inversor. Además de informar del estado del préstamo con problemas, desde Arboribus es prioritario defender los intereses de nuestros inversores al mismo nivel de otros financiadores como pueden ser bancos.
  • No olvides que diversificar tu cartera de préstamos es básico para poder absorber futuras moras y mantener una rentabilidad atractiva. Se recomienda empezar con un mínimo de 30 o 40 préstamos, ir reinvirtiendo los pagos de las cuotas de amortización y acabar con una cartera de 80 o 100 préstamos. Os recomendamos leer el artículo La importancia de la diversificación en tu inversión directa en pymes.

 

«El crowdlending es lo mismo que el crowdfunding de capital”

Las plataformas de crowdlending permitimos a los inversores prestan dinero directamente a empresas solventes, mientras que las plataformas de crowdfunding ofrecen una inversión que se asemeja más a acciones y participaciones – los inversores de crowdfunding comprar parte del capital social de empresas jóvenes con expectativas de crecer mucho y rápido.

Con las altas tasas de fracasos de las empresas de nueva creación, los riesgos y beneficios del crowdfunding son mucho mayores que en los préstamos directos a pymes y, por lo tanto, representan dos clases de activos que debemos considerar de forma separada.

«Se necesita una gran cantidad de dinero para empezar»

Algunas inversiones realmente necesitan gran cantidad de dinero para empezar, como puede ser la compra de un piso, o determinados fondos de inversión.

Los préstamos directos a pymes que gestionamos desde Arboribus son mucho más accesibles y permiten crear una cuenta de forma totalmente gratuita y empezar a invertir sin mínimos (desde 20 euros). Algunos inversores, para empezar a familiarizarse con el modelo, eligen empezar a invertir a modo de prueba, prestando pequeñas cantidades, para ir creciendo progresivamente en volumen y cartera.

email

About the author  ⁄ Arboribus

No Comments

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad!