Desbancarización de la pequeña empresa y crowdlending

Rate this post

LA DESBANCARIZACIÓN DE LAS PEQUEÑAS EMPRESAS Y EL PAPEL DEL CROWDLENDING

21 de Octubre de 2013

Recientemente me he encontrado con dos empresas, ambas bien capitalizadas, con resultados positivos y ventas crecientes, que han vivido procesos aparentemente contradictorios durante estos 5 años de crisis:

  • Una trabajaba con una sola institución financiera antes de la crisis, y hoy tiene que trabajar con 5.
  • La otra, trabajaba con 3 instituciones financieras, y hoy se ha encontrado trabajando con una sola.

¿Qué tienen en común estas dos empresas? Que ambas son pequeñas y han sufrido de primera mano el proceso de reestructuración del sector financiero en España.

Imagen Cesto huevosLa primera vio progresivamente reducido el volumen de crédito concedido por su institución financiera «de confianza» y tuvo que empezar a tocar otras puertas, negociando y repartiendo poco a poco sus necesidades financieras. Si bien trabajar con un solo financiador no se percibía como algo negativo con el grifo de la financiación totalmente abierto, hoy es fácil ver los peligros de poner todos los huevos (capacidad de endeudamiento) en el mismo cesto. Claro, es fácil verlo tras 200.000 millones menos de crédito bancario a las empresas en tan sólo 4 años.

La segunda empresa vio como sus cajas de ahorro se transformaban en bancos y éstos se fusionaban a la vez que fusionaban y reducían sus líneas de financiación. Hay que reconocer que pasar de más de 60 instituciones financieras a menos de 15 grupos bancarios en 3 años era algo imprevisible. Sin embargo, sí nos alerta de lo conveniente que puede ser no solo no depender de una única institución financiera, sino reducir directamente la dependencia bancaria.

Diversificar las fuentes de financiación parece cada vez más una decisión prudente para muchas pymes. Sin bien representa un mayor esfuerzo de gestión, no hacerlo puede suponer menos acceso al crédito, y también mayores intereses y comisiones o tener que aceptar condiciones estrambóticas como la contratación de un seguro de vida, de un plan de pensiones o la compra de acciones del propio banco.

Ahora bien, ¿qué alternativas reales existen para un empresario con menos de 20 trabajadores? La preocupación no es anecdótica, pues alrededor del 85% de las empresas tienen este tamaño en España (1). Estas empresas no encajan en muchas de las alternativas que habitualmente aparecen en los medios, como el mercado alternativo bursátil (MAB) (2) , el mercado alternativo de renta fija (MARF), los business angels o el capital riesgo (private equity). Otras alternativas que tradicionalmente se han considerado no bancarias, como el renting o los créditos ICO en realidad tienen un origen bancario en términos generales (3).

El crowdlending, sin embargo, está demostrando encajar muy bien en estas pequeñas empresas:

  • Se contribuye a la diversificación de las fuentes de financiación al ser un préstamo no bancario (no computa en la Central de Riesgos del Banco de España (CIRBE)).
  • Todo el proceso se realiza a distancia, sin que el empresario deba desplazarse de su oficina, factor importante para pequeñas empresas sin un departamento financiero dedicado.
  • Costes atractivos, transparentes y sin sorpresas: tipos de interés entre el 6% y el 8%, sin gastos de formalización (4), sin comisiones de estudio, ni de gestión, ni de amortización anticipada.
  • Cantidades de hasta 100.000 euros (y progresivamente mayores a medida que el sector vaya creciendo).

Para mayor salud de nuestro tejido empresarial, esta y otras alternativas de financiación reales para pequeñas empresas deberían ir creciendo y convertirse en proveedores habituales de financiación, conviviendo junto a la banca. Una cierta desbancarización puede ser conveniente para muchos.

Josep Nebot, co-fundador de Arboribus

Notas

(1) Para calcular este porcentaje he descontado de las sociedades mercantiles las que aparecen sin trabajadores.
(2) Para Sociedades Anónimas, con sus cuentas auditadas como mínimo 2 años y ofertas de emisión de un mínimo de 2 millones de euros.
(3) La mayoría de empresas de renting no se financian con fondos propios, sino a través de una institución financiera que analiza el riesgo crediticio de la empresa que recibirá el equipo en renting. Tras el fracaso del ICO Directo, las líneas ICO se canalizan a través de la banca.
(4) En lugar de dedicar media mañana y pagar honorarios notariales, aplicamos otro proceso que ofrece la misma seguridad jurídica (firma electrónica entre otros elementos) pero sin costes y todo tramitado desde el despacho del empresario.

 

 

email

About the author  ⁄ Josep

No Comments

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad!