Expansión internacional con alternativas no bancarias

Expansión internacional con alternativas no bancarias
5 (100%) 1 vote

Expansión internacional con alternativas no bancarias

Dejamos atrás las tradicionales fuentes de financiación y nos adentramos en un nuevo sector que viene irrumpiendo con paso firme en el paradigma financiero, dando cada vez mayor soporte a la pequeña y mediana empresa española. Se trata del crowdlending, que se inició hace sólo cuatro años en nuestro país, pero que muestra un crecimiento exponencial.

Sigue siendo de vital importancia para el crecimiento de un país que la actividad del tejido empresarial aumente sustancialmente, tanto en tamaño como en posibilidades de expandirse internacionalmente. Cuanto mayor es una empresa en estos ámbitos, mayor es su competitividad y capacidad de crecimiento. Haciendo referencia al tamaño de las empresas, el claro ejemplo lo encontramos, cuando no en Alemania, donde podemos ver que el 2,6 por ciento de las compañías tiene entre 50 y 249 trabajadores. Sin embargo, en España esta cifra solo supone un 0,7 por ciento, ¿cómo competimos con estas cifras en un mercado cada vez más global?

El problema de España no solo reside en el dato anterior, sino también en las cifras que ponen en tela de juicio el futuro de las empresas si continuamos en esta dirección. En relación con la capacidad y posibilidad de expansión internacional, es importante destacar un dato relevante: el 90 por ciento de la financiación empresarial proviene de los bancos, lo que supone una dependencia bancaria excesiva y casi completa. En Alemania este porcentaje desciende hasta el 50 por ciento, clara muestra de que aún nos queda mucho camino por recorrer para poder cambiar estos porcentajes.

Entre las soluciones que existen para cambiar esta situación, está la opción de diversificar las fuentes de financiación. Esto permite a la empresa aumentar su poder de negociación frente a una banca cada vez más concentrada, a la vez que reduce los riesgos de dependencia de un sector en continua reestructuración, hoy en día afectado por las fusiones y un posible oligopolio bancario.

Un sector en Crecimiento

Se puede observar cómo cada vez son más los empresarios que se han dado cuenta de la importancia de empezar a utilizar alternativas no bancarias como el crowdlending, una modalidad que permite a las empresas obtener financiación mediante préstamos de inversores particulares o instituciones. No hablamos únicamente de pequeñas empresas, sino que cada vez más, vemos cómo grandes compañías también recurren a esta alternativa financiera. Es el caso de la reconocida marca de moda infantil Neck&Neck. Esta compañía cuenta con una facturación de alrededor de 20 millones anuales y ya está utilizando la financiación obtenida en Arboribus para continuar con su expansión internacional.

Contaba Eduardo Zamácola, consejero delegado de Neck&Neck y presidente de Acotex (Asociación de Comerciantes de Textil y Complementos) que se decantó por la financiación alternativa por: “la agilidad en el proceso, que ha permitido tramitar la financiación rápidamente y sin moverse de la oficina.” Además, añadía que “hemos mantenido los mismos tipos de interés y al mismo tiempo hemos conseguido reducir la dependencia bancaria de nuestra compañía. Estos dos hechos son fundamentales para mantener e incluso mejorar nuestro crecimiento y nos permite afrontar nuevos retos”.

Dejando de lado las comparaciones con otros países europeos, en España tenemos nuestras propias cifras muy bien controladas. Son cifras alentadoras y, asimismo, son el correcto flujo hacia donde debemos seguir dirigiendo el sector de la financiación no bancaria. Según datos aportados por Icex, en España, la exportación de las empresas encadena seis años de aumento consecutivo, alcanzando en 2016 un volumen superior a los 254 millones de euros. Si bien las empresas están repartidas por todo el territorio, Madrid y Barcelona son las ciudades que concentran mayor volumen de exportaciones, sumando el 56 por ciento del total de empresas exportadoras. Estos datos mantienen una clara relación con los de las plataformas de crowdlending, que corroboran la distribución de estas empresas según su ámbito geográfico.

Si tenemos en cuenta las cifras de este sector en el mercado español, el crowdlending movilizó 21,8 millones de euros durante 2015 y unos 45 millones de euros en 2016, aumentando más del doble de un ejercicio al siguiente. Esto denota que el mercado español, a pesar de no ser un mercado muy maduro, se encuentra en pleno crecimiento, especialmente si tenemos en cuenta las previsiones para el próximo período de tres a cinco años, donde la cifra esperada de financiación alternativa a empresas ronda los 2.000 millones de euros.

Sin ir más lejos, en el ejemplo de la plataforma Arboribus, este crecimiento se refleja de forma clara en sus proyectos. Mientras en 2013 sólo una pequeña parte de las operaciones estaban destinadas a la proyección internacional de las empresas, en 2016 el importe destinado aumentó considerablemente, llegando a canalizar más de 3,5 millones de euros para la internacionalización de las empresas. Tampoco deja de sorprender que se pueda prever un crecimiento exponencial, ya que está aumentando rápidamente el número de préstamos solicitados por empresas con facturaciones de entre 5 y 20 millones de euros, con mayor visión internacional y gran proyección de expansión.

Por otra parte, para terminar de situarnos en el mercado español, las compañías que más exportan pertenecen al sector de las materias primas y los productos industriales, con un volumen de exportación de 116,9 millones de euros. En segundo lugar, se posiciona el sector de los bienes de consumo, con un volumen de exportación de 45,3 millones de euros, según datos extraídos del último informe del Icex sobre la evolución de la exportación española. Las empresas de la industria manufacturera son las que más han recurrido al crowdlending para obtener financiación en busca de expansión, seguido del sector del comercio al por mayor y por menor.

Hemos visto claramente cuál es la tendencia del sector y también que España está bien encauzada para irrumpir con los clichés financieros y disminuir los porcentajes de la dependencia bancaria de las compañías, que actualmente son muy elevados.

Para vislumbrar un futuro financiero saludable y poderoso del tejido empresarial, si queremos que la pyme española pueda competir adecuadamente, no podemos olvidar que una parte fundamental reside en incorporar otras alternativas de financiación diferentes a la hasta ahora omnipresente banca.

Artículo extraído de la revista Pymes, autónomos y emprendedores, elEconomista. (Pág. 22 a 25)

http://www.eleconomista.es/premium/pdf.php?idPDF=7643

 

 

email

About the author  ⁄ Arboribus

No Comments

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad!