Préstamo bancario, el Direct Lending y el crowdlending de Arboribus

Préstamo bancario, el Direct Lending y el crowdlending de Arboribus
Rate this post

Préstamo bancario, el Direct Lending y el crowdlending de Arboribus

Un producto, el préstamo, y dos clientes, empresas e inversores. Tres actores y tres métodos diferentes de financiación. ¿Qué tienen en común estos tres actores? ¿Qué diferencia existe entre los préstamos que ofrecen? Estas son algunas de las preguntas que desde Arboribus dan respuesta.

El producto financiero en cuestión son los préstamos a pequeñas y medianas empresas. Los tres actores principales que están actuando en este segmento del mercado son la banca tradicional, los fondos de inversión, y las plataformas de crowdlending para PYMES.

Con la llegada de la crisis y las dificultades por las que ha pasado y pasa la banca tradicional, el crédito a empresas se ha reducido drásticamente. Es a partir de esta falta de financiación que han surgido diferentes alternativas para solucionar este problema. Unas centradas en empresas grandes y medianas (Direct Lending) y otras en empresas de dimensiones más reducidas (crowdlending).

Planta dinero

Banca tradicional

Antes de la llegada de los nuevos actores en la financiación empresarial, la banca proporcionaba cerca del 90% de la financiación a empresas. Como agentes del sistema financiero, los bancos canalizan el dinero de ahorradores hacia un tercer agente que necesita financiarse, como son las empresas. La banca con todos los fondos depositados de sus clientes decide a qué empresas otorga crédito y, con su poder de negociación, tiene una gran influencia en las condiciones a las que se financian las empresas. Tras la crisis ha aumentado la concentración del mercado bancario y el poder de negociación ha crecido. Además, en ocasiones la financiación a través de la banca requiere contratar otros productos como pueden ser seguros o domiciliación de todas las nóminas de las empresas lo que encarece el coste financiero y lo hace más complejo de calcular.

Direct Lending

Por lo mencionado anteriormente han aparecido nuevas fuentes de financiación alternativas a la banca como es el Direct Lending. Esto es un tipo de financiación gestionada generalmente por fondos de inversión, donde prestan el dinero de sus clientes institucionales o grandes patrimonios buscando una buena rentabilidad para su capital (superior al 7%). En este tipo de financiación directa las empresas pueden negociar más sus condiciones que con la banca tradicional. Primero fueron Arcano en alianza con la estadounidense Muzinich, luego Afi y Renta 4 Banco, también N+1 y Trea Capital, y algunos otros fondos que ya han captado en conjunto 1.350 millones para prestar a empresas según publicaba el diario Expansión. Estos fondos se destinan al segmento alto de las PYMES, empresas medianas solicitantes de préstamos de cuantías superiores a los 10 millones de euros.

Crowdlending

Por último, como alternativa a la financiación bancaria para las pequeñas y medianas empresas están las plataformas de crowdlending como Arboribus, donde los inversores (particulares o profesionales) deciden qué empresas quieren financiar y qué tipo de interés que desean recibir de la operación. Mediante una subasta absolutamente transparente se fija el tipo de interés que se ofrece a la empresa. El volumen máximo de los préstamos es todavía pequeño (no supera los 100.000 euros) y por tanto va dirigido a empresas de hasta unos 7-8 millones de facturación y unos 30-40 trabajadores. En todos los casos son empresas con una trayectoria consolidada en su mercado y que tienen la capacidad de devolver el préstamo a partir del primer mes.  En un artículo publicado en Rankia hace unas semanas se especificaban diversos motivos (económicos y operativos) por los que las empresas escogen el crowdlending para financiar parte de sus necesidades de financiación.

Ante el fuerte crecimiento de estas alternativas, algunos de los principales actores de la banca tradicional han llegado a pedir que se regule a la conocida como “shadow banking” (o banca en la sombra), y no es la ausencia de regulación la fuente de su ventaja competitiva. En primer lugar porque, en el caso del crowdlending, el sector ya está sujeto a múltiples regulaciones (como debe ser) y, esperemos que en los próximos meses, pasará a estar bajo la supervisión del Banco de España. En segundo lugar, porque cuando esto ha pasado en otros países, el crecimiento se ha acelerado aún más dando entrada a volúmenes de inversión más grandes y más profesionalizados.

No es casual que aparezcan nuevas alternativas para complementar a la banca, ya que esta no está cumpliendo con una de las principales actividades de su negocio: conceder préstamos a empresas de la economía real y productiva y rentabilizar los ahorros de sus clientes. Tal y como ha sucedido en sectores como los billetes de avión, las reservas de hoteles o la compra de seguros, la introducción de nuevas tecnología e internet permite nuevas formas de relación y nuevas vías para satisfacer unas necesidades fundamentales de las empresas y ahorradores/inversores.

30 de Julio de 2014. Escrito por Arboribus y publicado originalmente en Rankia.

email

About the author  ⁄ Carles Escolano Sitjes

No Comments

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad!